Egresada UBO relata su experiencia como profesional de la fonoaudiología en el Hospital San Juan de Dios

A través de su experiencia en el Hospital San Juan de Dios, donde actualmente se desempeña como profesional de la fonoaudiología, Javiera Ahumada Poch, ha logrado formar parte de un equipo multidisciplinario de profesionales de la Salud en el área de Neonatología, donde tal y como ella define: «te enamoras desde el primer momento». Aquí comparte para la Dirección Alumni, un extracto de esta gran experiencia, su formación profesional, esfuerzos personales y recomendaciones a futuros egresados de la carrera.

¿Cómo influyó tu formación académica y práctica universitaria en tu actual oportunidad laboral?

Creo que principalmente me abrió las puertas al mundo laboral y me permitió ver el abanico de posibilidades en las que me podía desarrollar como profesional. La verdad es que siempre pensé en dedicar mis esfuerzos al área de adultos en específico deglución, pero al ingresar al hospital San Juan de Dios y vivir la experiencia desde adentro, me enamoré de esa área en la que me desenvuelvo actualmente que es neonatología, el hecho de poder aportar un granito de arena en una población tan vulnerable fue mi mayor motivación.

Coméntanos, a grandes rasgos. ¿Cuál ha sido tu experiencia como profesional de la fonoaudiología en este nuevo desafío profesional? ¿Destacarías en el quehacer el sello de la UBO?

Como profesional me siento muy agradecida, porque mi carrera me abrió las puertas al mundo laboral.
Si bien es cierto la universidad me entregó el conocimiento y las herramientas, lo fundamental ha sido el trabajo propiamente tal, en el que he aprendido la importancia de perfeccionar mis conocimientos (con estudios de post grado), sin olvidar el sello que dejaron mis docentes, que es el ser persona antes que nada y eso trato de llevarlo siempre al ámbito laboral.

¿Qué recomendaciones brindarías a los futuros egresados de la carrera en su camino a la inserción laboral?

Lo que a mi me ha dado resultado y ha rendido frutos es la disciplina, el esfuerzo para ser cada vez mi mejor versión y las ganas de aprender, pero sobre todo y más importante; no perder la humanidad con nuestros usuarios y familias, ese es el mensaje que les dejo a mis futuros colegas fonoaudiólogos.

Share this post